Para inmigrantes indocumentados en Canadá, necesitar atención médica, o recibir un boleto de violación de tránsito o ser víctimas de violencia doméstica puede causarles la deportación.

El concejal de la ciudad de Vancouver, Geoff Meggs, co-presidente del comité asesor del alcalde en materia de inmigración, dice que el problema de convertir la ciudad en un "santuario" es complejo, pero la ciudad tiene cierta simpatía por los indocumentados que podrían ser deportados simplemente por hacer uso de un servicio público.

Ahora la ciudad de Vancouver está buscando formas de disminuir los riesgos de seguridad para las personas indocumentadas, incluso si esto significa mirar para otro lado de vez en cuando.

El mes pasado cerca de dos docenas de personas - incluyendo representes de agencias de inmigración, la ciudad, la Autoridad de Salud Costera de Vancouver y policía de Vancouver - se reunieron para estudiar una solicitud para declarar la ciudad zona de refugio para los trabajadores indocumentados, “Santuario City”.

Tal designación se está aplicando cada vez con mayor frecuencia a ciudades de Estados Unidos, que tratan de aliviar los problemas de inmigración ilegal que pueden conducir a problemas de salud y seguridad para los extranjeros ilegales.

En Canadá por lo menos dos ciudades, Toronto y Hamilton, han ofrecido algún tipo de protección para los indocumentados que necesitan servicios médicos u otro tipo, pero tienen miedo de buscarlos por temor a ser deportados por la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá.

"Estamos en días muy tempranos. Yo estaba escuchando a personas que son activas en la comunidad con trabajadores indocumentados, que les gustaría que la ciudad diera un paso adelante en alguna forma ", dijo Meggs. "Pero cuando planteé la cuestión con miembros del grupo de trabajo de la alcaldía... me advirtieron - al igual que algunos de los defensores de la comunidad - que sería inapropiado hacer algo de presión con una declaración infundada que tal vez engañaría personas o no tendría fundamento en la realidad”.


Meggs dijo que el tema surgió debido a la decisión reciente del gobierno federal de negar servicios médicos a los extranjeros ilegales. El reciente y aparente suicidio de Lucía Vega Jiménez, una mujer mexicana que murió bajo custodia de la agencia de servicios de frontera canadiense (CBSA) después de ser haber sido detenida por la policía de TransLink por un boleto de violación de transporte agravó la situación. También fue reportado el caso de una mujer sin cobertura de salud que dio a luz en su casa con la ayuda de una partera porque no podía pagar CAD$ 10,000 por los gastos de hospitalización.

Meggs dijo que el comité presentará una recomendación al alcalde Gregor Robertson a finales de verano sugiriendo algunos cambios pero no espera ninguna acción antes de la elección cívica del 15 de noviembre.

Funcionarios soportando la propuesta de Ciudad Santuario no respondieron a una solicitud de entrevista. Sin embargo, en una entrevista con la revista en línea Tyee, Alejandra López Bravo estuvo de acuerdo con Meggs.

"Creemos que política solo en papel no tiene ningún sentido; es necesario que haya una implementación significativa", dijo López Bravo. "Para eso, necesitamos la participación de TransLink y el departamento de policía en Vancouver (VPD), de lo contrario se puede tener un reacción negativa o política que no significa nada en la vida de las personas afectadas."

Un portavoz de la VPD dijo que el inspector Mario Giardini, jefe de la unidad encargada de diseñar estrategias de diversidad y aborígenes, asistió a la reunión y dijo que el departamento de policía "no estaría en condiciones de hablar sobre la propuesta de" ciudad santuario " para la ciudad."



Última Actualización: Junio 06 de 2014



Fuente:
http://www.vancouversun.com/news/Vancouver...


Puede Comentar este artículo oprimiendo aquí


Formulario Compartir


Obtén aquí tu libro de
inmigración, visas y más

Copyright © 2000-2016 InmigracionyVisas.com - Todos los derechos reservados
Importante Nota Legal    Mapa del Sitio